• ICGLISAW
    atesora la sabiduría de oriente y occidente
  • Contiene la síntesis
    espiritual de la
    Era de Acuario
  • Para saber vivir podemos:
    Respetar el matrimonio
    Practicar el silencio
    Buscar la Paz
  • La Universidad de la Vida
    Es la más importante que existe. Estamos aquí para aprender a vivir.
    Para ese fin no se necesitan grandes dotes intelectuales,
    sino buen corazón y buena voluntad.
  • ICLISAW nos invita a:
    Lograr la paz y la tranquilidad, a liberarse de la angustia, la tensión nerviosa, la infelicidad y el sufrimiento, es decir,
    A encontrar la iluminación interior profunda, el augusto despertar de la conciencia y la comunicación con su resplandeciente Cristo Interno.

Prácticas Zodiacales

Sugerimos hacer todas la prácticas Zodiacales

 

 

Aries

El trabajo con nuestro propio zodíaco comienza precisamente con Aries.

 

Siéntese el discípulo en un cómodo sillón con la mente quieta y en silencio, vacía de toda clase de pensamientos.

 

Cierre el devoto sus ojos para que nada en el mundo lo distraiga, imagine que la luz purísima de Aries inunda su cerebro, permanezca en este estado de meditación todo el tiempo que quiera y luego cantará el poderoso mantram AUM abriendo bien la boca con la A, redondeándola con la U, y cerrándola con la M.

 

La vocal A atrae las fuerzas del Padre, la vocal U atrae las fuerzas del Hijo, la vocal M atrae las fuerzas del Espíritu Santo. AUM es un poderoso mantram logóico.

 

El devoto debe cantar este poderoso mantram cuatro veces durante esta práctica de Aries, y luego poniéndose de pie con dirección al oriente, extenderá su brazo derecho hacia adelante moviendo la cabeza siete veces hacia adelante, siete hacia atrás, siete dando vueltas por el lado derecho, siete dando vueltas por el lado izquierdo, con la intención de que la luz de Aries trabaje dentro del cerebro despertando las glándulas pineal y pituitaria que nos permiten la percepción de las dimensiones superiores del espacio.

 

Es urgente que la luz de Aries se desarrolle dentro de nuestro cerebro despertando conciencia, desarrollando los poderes secretos contenidos en las glándulas pituitaria y pineal.

 

Aries es el símbolo de RA, Rama, el cordero. El poderoso mantram RA, cantándolo como es debido, hace vibrar los fuegos espinales y los siete centros magnéticos de la espina dorsal (Astrología Hermética).

 

PRÁCTICA

Siéntese el discípulo en un cómodo sillón, y durante cinco minutos permanecerá sin pensar en nada. Luego, ore al Íntimo, así:

 

"Padre mío, tu que eres mi verdadero Ser, te suplico que te transportes a la estrella principal de la constelación de Aries, para que me traigas a esta humilde casa al genio principal de esa constelación, a fin de que me cure mi cerebro y despierte todos los poderes ocultos de mi cabeza”.

 

Luego, el discípulo con las manos entrelazadas sobre el corazón, hará una pequeña venia saludando al guardián de la columna derecha; inspirando hondo, como un suspiro, y en seguida pronuncia la palabra de pase: Jakin.

 

En seguida hará idéntico saludo al guardián de la izquierda, y pronunciará la palabra: Boaz.

 

Después orará nuevamente a su Íntimo, así:

 

“Padre mío, dad los siete pasos sagrados hacia adentro, hacia el interior del templo y póstrate a los pies del genio principal de Aries, rogándole que venga a despertar los poderes de mi cerebro, y a inundar de luz mi cabeza”.

 

Luego, el discípulo pronunciará el mantram AOM. Este mantram se pronuncia abriendo bien la boca con la vocal A, redondeándola con la vocal O y cerrándola con la letra M, así: AAAAAAOOOOOMMMMMM.

 

Este mantram se pronuncia cuatro veces, con la intención de que la luz inunde todo nuestro cerebro.

 

A continuación el discípulo se pondrá de pies; extenderá su mano derecha hacia adelante y moverá la cabeza siete veces hacia adelante y siete hacia atrás; siete dándole vueltas por el lado derecho y siete dándole vueltas por el lado izquierdo, con la intención de que la luz inunde y actúe dentro de todas las glándulas del cerebro. La glándula pineal está influenciada por Marte y la glándula pituitaria por Venus.

 

La glándula pituitaria produce el sueño y la pineal nos incita a la lucha; y de esta manera, mientras Venus quiere dormir, Marte quiere seguir luchando.

 

Durante este signo, el discípulo deberá vocalizar diariamente y durante una hora la vocal I, así: IIIIII... Esta vocal os hará vibrar la glándula pineal, y al fin os volveréis clarividente. La glándula pineal, desarrollada, nos convierte en super-hombres, y, atrofiada, nos convierte en idiotas. Ella se halla desarrollada en los castos y atrofiada en los fornicarios.

 

Así pues, si vos, buen discípulo, queréis convertiros en Ángel, quedáis totalmente prohibido de todo coito.

 

La glándula pineal es la ventana de Brahma: una fuente de acumulación para el mago y el discípulo deberá practicar antes de acostarse, todas las noches, este otro ejercicio:

 

PRÁCTICA

Siéntese en un cómodo sillón, durante media hora. Cierre los ojos. Retire de su mente todo pensamiento. Luego imagine que el fuego de la constelación de Aries desciende desde el cielo y penetra en las columnas ígneas por su glándula pineal.

 

Esta glándula se halla situada en la parte superior del cerebro, y en ella reside el poder de ver el ultra de todas las cosas. Si el discípulo realiza con tenacidad y constancia los ejercicios de Aries, se hará iluminado clarividente.

 

Durante estos ejercicios el discípulo será asistido por las jerarquías de Aries, y ellas le despertarán sus poderes y le sanarán su cerebro con tratamientos especiales.

 

También el discípulo podrá usar el poder de esas jerarquías para sanar a los demás. Aries es casa de Marte y Marte es el planeta de la guerra. Las jerarquías rojas de Marte, le dieron al hombre el cuerpo astral. Samael es el jefe supremo del plano astral, él y sus guerreros. Meditando diariamente en el tattva tejas, actualizamos los poderes del cuerpo astral.

Tauro

El tattva Tejas o Éter ígneo, es la causa causorum de toda llama. El plano astral es el mundo ardiente (Curso Zodiacal).

 

Siéntese el discípulo en un cómodo sillón; cierre sus ojos físicos para que nada de este mundo vano y necio lo distraiga, vacíe la mente, arroje de su mente toda clase de pensamientos, deseos, preocupaciones, etc.

 

Imagine ahora que la luz acumulada durante Aries en su cáliz, en su cabeza, pasa con taurus a la laringe creadora.

 

Cante el devoto el mantram AUM. Abra bien la boca con la A, imagine que la luz desciende de la cabeza a la laringe. Vocalice la U, imaginando vivamente que la luz inunda la garganta; débese redondear bien la boca para cantar la U. La última letra es la M, cerrando los labios, expeliendo o arrojando el aliento con fuerza como eliminando las escerias de la garganta. Este trabajo se hace cantando cuatro veces el poderoso mantram AUM.

 

En la glándula tiroides se secreta el yodo biológico, se encuentra el centro magnético del oído mágico.

 

Con las prácticas de taurus, se desarrolla el oído mágico, el poder de escuchar las sinfonías cósmicas, la música de las esferas, los ritmos del fuego que sostienen a los siete cosmos de acuerdo con la ley de las octavas.

>Astrología Hermética

 

PRÁCTICA

Siéntese el discípulo en un cómodo sillón.

Cierre sus ojos, aparte de su mente todo pensamiento, adormézcase un poco y luego enfoque su mente, hacia adentro, hacia el Íntimo, orando así:

 

“Padre mío, transpórtate ahora a la estrella principal de Tauro, entra por las puertas del Templo-corazón haciendo los saludos que tú ya sabes, y ruégale al genio sideral de esa estrella y a sus Ángeles que se dignen venir hasta mí, para que me 'preparen' y curen mi laringe”.

 

Luego, adormecido el discípulo, imagine ver la luz acumulada en su cabeza descendiendo ahora a la garganta, a tiempo que pronuncia la palabra: A O M. Con la vocal A imagina la luz descender de la cabeza a la garganta; con la vocal O, imaginará la luz inundando la garganta, y con la vocal M exhalará el discípulo el aliento como expirando las escorias que residen en la garganta. Este mantram se pronuncia cuatro veces.

 

He de advertir a mis discípulos, que los saludos tal como los describí cuando hablé de Venus, junto con las palabras de pase “Jakin” y “Boaz”, se aplican a todas las estrellas del cielo. Así pues, los genios de la constelación de Tauro vendrán personalmente a despertar los poderes de la laringe, y si el discípulo tiene alguna enfermedad “laríngea” puede solicitar a estos genios de Tauros, ser curado y ellos lo curarán. También podrá el discípulo aprovechar estos poderes para sanar a otros.

 

Deberá vocalizar el discípulo diariamente por una hora, la vocal “E” así: eeeeeee. El sonido vibratorio de esta vocal, le despertará el poder del oído oculto. La vocal “E” hace vibrar la glándula Tiroides, que es el centro del oído mágico. La vocal “E”, también nos desarrolla la clarividencia del cuerpo mente. La vocal “E” hace vibrar el cuerpo mental y nos da el sintetismo conceptual y el poder para penetrar en el íntimo sentido de las palabras (Curso Zodiacal)..

GÉMINIS

Durante el signo zodiacal de Géminis, los estudiantes gnósticos deben acostarse de espaldas y relajar el cuerpo. Luego hay que inhalar el aire cinco veces y exhalarlo otras cinco; al inhalar hay que imaginar que la luz antes acumulada en la laringe, actúa ahora en los bronquios y pulmones. Al inhalar se abrirán las piernas y brazos a derecha e izquierda, al exhalar se cerrarán piernas y brazos (Astrología Hermética).

 

PRÁCTICA

Acuéstese el discípulo en su lecho horizontalmente; relaje su cuerpo y haga cinco inhalaciones de aire con la intención de que la luz penetre ahora en sus bronquios y pulmones.

 

Abrirá sus brazos y piernas con cada inhalación y cerrará brazos y piernas con cada exhalación; luego, sentado en un cómodo sillón, ruéguele a su Íntimo que se traslade a la constelación de Géminis para que traiga a los dioses siderales de esos templos, a fin de que preparen su organismo para la magia práctica (Curso Zodiacal)..


CÁNCER

Durante la época de Cáncer, nuestros discípulos gnósticos deben practicar antes de dormirse entre su cama, un ejercicio retrospectivo sobre su propia vida, como quien está viendo una película desde el final hasta el principio, o como quien lee un libro desde el fin hasta el principio, desde la última página hasta la primera.

 

El objeto de este ejercicio retrospectivo sobre nuestra propia vida, es auto-conocernos, auto-descubrirnos, reconocer nuestras buenas y malas acciones, estudiar nuestro propio ego lunar, hacer consciente el subconsciente.

 

Es necesario llegar en forma retrospectiva hasta el nacimiento y recordarlo. Un esfuerzo superior permitirá al estudiante conectar al nacimiento con la muerte de su pasado cuerpo físico. El sueño combinado con la meditación, con el ejercicio retrospectivo, nos permitirá recordar nuestra vida actual y la pasada y pasadas existencias.

 

El ejercicio retrospectivo nos permite hacernos conscientes de nuestro propio ego lunar, de nuestros propios errores.

 

Recordemos que el ego es un manojo de recuerdos, deseos, pasiones, iras, codicias, lujurias, orgullos, perezas, gulas, amor propio, resentimientos, venganzas, etc.

 

Si queremos disolver el ego, debemos primero estudiarlo. El ego es la raíz de la ignorancia y del dolor. Sólo el Ser, Atman, es perfecto, pero él no nace ni muere ni se reencarna; así lo dijo Krishna en el Bhagavad Gita.

 

Si el estudiante se duerme durante el ejercicio retrospectivo, tanto mejor porque en los mundos infiernos podrá auto-conocerse, recordar toda su vida y todas sus pasadas vidas. (Astrología Hermética).

 

PRÁCTICA

Sentados, imaginad este maravilloso encuentro de las fuerzas cósmicas formando el sello de Salomón en la glándula timo, y sumidos en profunda meditación interna, rogad a vuestro Íntimo que se adentre en el templo sideral de la principal estrella de Cáncer, para que os traiga a las principales jerarquías de esa constelación, a fin de que os despierten los poderes internos y os traten esa glándula. Vocalizad la letra A una hora diaria.

 

Los cancerinos son pacíficos, pero a veces demasiado coléricos. Tienen disposición para las artes manuales, son muy sensibles y su carácter cambia con las fases lunares. Les va bien en viajes largos. Son románticos, amorosos y muy tenaces (Curso Zodiacal).

Leo

Antes de empezar las prácticas de oración y meditación combinadas, relajad bien el cuerpo.

 

Acuéstese el discípulo gnóstico en posición de decúbito dorsal, es decir, tendido de espaldas en el suelo o en una cama, piernas y brazos abiertos a derecha e izquierda, en forma de estrella de cinco puntas.

 

Esta posición de estrella pentagonal es formidable por su honda significación, pero las personas que por alguna circunstancia no pueden meditar en esta posición, entonces que mediten colocando su cuerpo en posición de hombre muerto: talones juntos, puntas de los pies abriéndose en forma de abanico, brazos contra los costados sin doblarse, colocados a lo largo del tronco.

 

Los ojos deben estar cerrados para que las cosas del mundo físico no os distraigan. El sueño debidamente combinado con la meditación resulta muy indispensable para el buen éxito de la meditación.

 

Es necesario tratar de relajar totalmente todos los músculos del cuerpo y luego concentrar la atención en la punta de la nariz, hasta sentir plenamente el pulso del corazón en ese órgano del olfato, luego seguiremos con la oreja derecha hasta sentir el pulso del corazón en ésta, después continuaremos con la mano derecha, pie derecho, pie izquierdo, mano izquierda, oreja izquierda y nariz nuevamente, sintiendo plenamente el pulso del corazón por separado en cada uno de estos órganos donde hemos fijado la atención.

 

El control sobre el cuerpo físico comienza con el control sobre el pulso. El pulso del corazón tranquilo se siente de una vez todo en su totalidad dentro del organismo, pero los gnósticos pueden sentirlo a voluntad en cualquier parte del cuerpo, ya sea la punta de la nariz, una oreja, un brazo, un pie, etc.

 

Está demostrado por la práctica que adquiriendo la posibilidad de regular, apresurar o disminuir el pulso, pueden apresurarse o disminuirse los latidos del corazón.

 

El control sobre las palpitaciones del corazón no puede jamás venir de los músculos del corazón, sino que depende totalmente del control del pulso.

 

Éste es, fuera de toda duda, el segundo latido o gran corazón.

 

El control del pulso o control del segundo corazón, se logra totalmente mediante la absoluta relajación de todos los músculos.

 

Mediante la atención podemos acelerar o disminuir las pulsaciones del segundo corazón y los latidos del primer corazón.

 

El samadhi, el éxtasis, el satori, se suceden siempre con pulsaciones muy lentas, y en el maha-samadhi las pulsaciones terminan.

 

Durante el samadhi la esencia, el buddhata, se escapa de la personalidad, entonces se fusiona con el Ser y viene la experiencia de lo real en el vacío iluminador.

 

Sólo en ausencia del yo podemos platicar con el Padre, el Brahma.

 

Orad y meditad, para que podáis escuchar la voz del silencio (Astrología Hermética).

 

PRÁCTICA

Durante este signo de Leo debemos practicar con especialidad la meditación interna.

 

Yo aconsejo a mis discípulos que practiquen la meditación interior en aquellos instantes en que se sienten más predispuestos al sueño. Debéis dominar totalmente el potro Cerbero de la mente. Debéis controlar toda posible reacción de la mente ante las cosas y sonidos del mundo físico.

 

El Maestro Interno no es la mente. El Maestro Interno no es la emoción, el Maestro Interno no es la voluntad, el Maestro Interno no es la conciencia, ni siquiera la inteligencia. El Maestro Interno es el divino testigo; el Maestro Interno es el Ser. El Maestro Interno es el Íntimo, por ello, sumidos en profunda meditación interna, decid:

 

“NO ESTO”, “NO ESTO”, “NO ESTO”. “SOY EL”, “SOY EL”, “SOY EL”.

 

Sed exigente con vuestro Maestro Interno, él debe enseñaros las cosas más inefables. Si vuestra concentración es intensa, entonces os adentraréis en las maravillas del cosmos, y aprenderéis cosas imposibles de describir con palabras.

 

Durante este signo de Leo, vocalizad diariamente la vocal “O” para despertar el chacra del corazón (Curso Zodiacal).

Virgo

Durante este signo de Virgo (la Virgen Celestial) nosotros, acostados de espaldas con el cuerpo relajado, debemos darle al vientre pequeños saltitos, con el propósito de que las fuerzas que suben de la tierra, se carguen en el vientre con las hormonas adrenales.

 

El estudiante gnóstico debe comprender la importancia de esa caldera llamada estómago y acabar para siempre con el vicio de la glotonería. (Astrología Hermética).

 

Durante este curso zodiacal de Virgo, deberéis vocalizar diariamente la vocal U para desarrollar el centro telepático del plexo solar, así: uuuuuu, durante una hora diaria.

 

PRÁCTICA

Sentáos en un cómodo sillón, enfocad la mente en vuestro Íntimo y rogadle que se traslade a los Templos corazones de las estrellas de Virgo, para que os traiga a vuestra casa a los dioses de Virgo, a fin de que ellos os despierten vuestros poderes virginales, os curen el vientre.

 

Tened la seguridad, querido lector, de que los dioses siderales concurrirán a vuestro llamado.

 

Vuestro Íntimo puede entrar y salir del cuerpo cada vez que quiera, y por ello, él no está esclavo en el cuerpo. El entrará realmente a los Templos siderales, hará los saludos de rigor, tal como ya os lo enseñé en las primeras lecciones y os traerá a vuestro lado a los dioses siderales que os preparan vuestro cuerpo (Curso Zodiacal).

Libra

PRÁCTICA

Ponéos de pie, en posición militar de firmes y luego con los brazos extendidos en forma de cruz o de balanza, movéos en forma de balanza inclinándoos siete veces hacia la derecha y siete a la izquierda, con la intención de que todas vuestras fuerzas se equilibren en los riñones. El movimiento de la mitad superior de la espina dorsal debe ser como el de una balanza.

 

Las fuerzas que suben de la tierra pasando por el cedazo de nuestros pies a lo largo de todo el organismo, deben equilibrarse en la cintura y esto se realiza con éxito mediante el movimiento de balanceo de Libra (Astrología Hermética).

 

Ponéos de pies, con los pies firmes y los brazos extendidos hacia los lados en forma de cruz o de balanza y movéos inclinando la cintura siete veces hacia el lado derecho y siete veces hacia el izquierdo con la intención de que todas nuestras fuerzas se equilibren en los riñones (Curso Zodiacal).

Escorpio

La práctica de Escorpio es el maithuna y éste no sólo se practica durante Escorpio sino en todo tiempo, en forma continua, hasta lograr el nacimiento segundo.

 

Sin embargo, hemos de advertir que nunca se debe practicar dos veces seguidas en una misma noche. Sólo esta permitido practicar una sola vez diaria.

 

Es también urgente saber que jamás se debe obligar a la cónyuge a practicar el maithuna cuando está enferma o cuando tiene la menstruación, o en estado de embarazo, porque es delito.

 

La mujer que ha dado a luz alguna criatura, sólo puede practicar el maithuna después de cuarenta días del parto.

 

El maithuna no impide la reproducción de la especie, porque la semilla siempre pasa a la matriz sin necesidad de derramar el semen. Las múltiples combinaciones de la sustancia infinita son maravillosas.

 

Son muchos los estudiantes de ocultismo que se quejan porque fracasan, porque sufren de descargas seminales, porque no logran evitar la eyaculación seminal. A esos estudiantes les aconsejamos una pequeña práctica de cinco minutos el viernes de cada semana si el caso es muy grave, o una pequeña práctica de cinco minutos diarios, si el caso no es muy grave.

 

Después de un año con estas pequeñas prácticas de a cinco minutos de maithuna, se puede alargar cinco minutos más por otro año y al tercer año se practicará quince minutos diarios. Así poco a poco, en cada año, se puede alargar el tiempo de la práctica con el maithuna hasta ser capaces de practicar una hora diaria (Astrología Hermética).

 

Marte, en Escorpión, hace llegar ahora los átomos de Buddha hasta nuestro sistema seminal, para lograr la cristificación del hombre. Los átomos búdicos, bajo la fuerza de Marte, nos convertirán en Cristos vivientes.

 

Buddha, el Cristo de los marcianos, palpita ahora dentro de nuestro sistema seminal. Nuestro cuerpo y nuestros átomos búdicos nos confieren el don de sentir el conocimiento supremo. La conciencia búdica es ahora guerrera y ha nacido un nuevo tipo de guerreros, los de la luz, los paladines de la Nueva Era. De las guerras de este siglo, saldrá la Nueva Era porque Marte es ahora búdico.

 

El sacrificio del Buddha en Marte, fue como el de Cristo entre nosotros. Buddha se preparó en la tierra para convertirse luego en el Cristo de los marcianos.

 

Los nativos de Escorpio son de recia voluntad, pero deben combatir contra el defecto de la ira, del rencor y de la venganza. Los nativos de Escorpio son, o totalmente castos o totalmente fornicarios. Antes de los 30 años pasan siempre por una amargura.

 

Piedra, el topacio. Color, el rojo fuerte. Metal, el hierro.

 

¡Hijos de los hombres!

¿Queréis entrar en la dicha inefable del Nirvana?

¿Queréis convertiros en Dioses?

¿Queréis convertiros en Cristos?

¿Queréis libraros de la rueda de nacimientos y de muertes?

Aquí os he dado la clave de la magia sexual. ¿Qué más queréis? (Curso Zodiacal).

Sagitario

PRÁCTICA

Sentaos en cuclillas, al modo de las huacas peruanas; poned vuestras manos sobre las piernas, con los dedos índices señalando hacia al arriba, hacia el cielo para atraer los rayos del planeta Júpiter, a fin de magnetizar las piernas, las femorales, intensamente.

 

El mantram ISIS es el mantram de esta práctica. Isis es la Madre Divina. Se pronuncia este mantram alargando el sonido de cada una de las cuatro letras que lo componen IIIIISSSSS IIIIISSSSS, repartido en dos sílabas, IS-IS.

 

Con este ejercicio se despierta la clarividencia y el poder de la polividencia, que nos permite a todos estudiar los archivos akáshicos de la naturaleza, para conocer la historia de la tierra y de sus razas.

 

Es necesario practicar intensamente, diariamente, para magnetizar la sangre en las arterias femorales. Así se adquiere el poder de estudiar en la memoria de la naturaleza.

 

El centauro con sus dos caras, una mirando hacia adelante y otra hacia atrás, está indicándonos esta preciosa facultad de la clarividencia (Astrología Hermética).

 

PRÁCTICA

Sentáos en cuclillas, al modo de las huacas peruanas, poned vuestras manos sobre las piernas, con los dedos índice señalando hacia arriba, hacia el cielo, para atraer los rayos de Júpiter, tal como nos enseña Huiracocha, a fin de magnetizar los femorales intensamente.

 

El mantram es ISIS, que se pronuncia vocalizando así: iiiiisssssiiiiisssss, pronunciando con la S un sonido silbante como el del aire. Con esta clave despertaréis totalmente la clarividencia y ganaréis el poder de leer los archivos akáshicos de la Naturaleza.

 

Hay que meditar intensamente ahora en el Íntimo, rogándole que nos traiga al Ángel Zachariel para que nos ayude (Curso Zodiacal).

Capricornio

PRÁCTICA

Durante el signo de Capricornio imaginad un ataúd o caja de muerto en el suelo. Caminad por sobre ese imaginario ataúd, pero imaginándolo en el centro de las piernas; al caminar doblaréis las rodillas, como para salvar el obstáculo, como para pasar las piernas por sobre el ataúd, pero haciendo girar las rodillas de derecha a izquierda, con la mente concentrada en ellas, teniendo la firme intención de que se carguen del plomo de Saturno.

 

Los Maestros masones podrán entender muy bien esta práctica de Saturno, porque son los mismos pasos del Maestro masón al entrar en la Logia (Astrología Hermética).

 

PRÁCTICA

Imagínese un ataúd en el suelo y camine el discípulo por sobre ese ataúd imaginado, pero dejando el ataúd en el centro de las piernas, y se caminará doblando las rodillas como para salvar un obstáculo y haciendo girar las rodillas de izquierda a derecha, con la intención de que éstas se carguen del plomo de Saturno, tal como nos enseña el Gran Gurú Huiracocha.

 

Es también urgente practicar diariamente ejercicios de meditación interna, rogando a nuestro Íntimo que se traslade a los Templos siderales para que nos traiga los genios principales de esa constelación, a fin de que ellos nos despierten los chacras y poderes de las rodillas (Curso Zodiacal).

Piscis

PRÁCTICA

Durante el signo de Piscis hay que vocalizar una hora diaria.

 

Recordemos que en el principio era el Verbo y que el Verbo estaba con Dios y que el Verbo era Dios.

 

En los antiguos tiempos las siete vocales de la naturaleza resonaban en todo el organismo humano, desde la cabeza hasta los pies, y ahora es necesario restaurar las siete notas en el arpa maravillosa de nuestro organismo, para restaurar los poderes perdidos.

 

La vocal “I” hace vibrar las glándulas pineal y pituitaria; estas dos glandulitas de la cabeza están unidas por un canalillo o capilar sumamente sutil, ya desaparecido en los cadáveres.

 

La pineal se encuentra en la parte superior del cerebro y la pituitaria en el plexo cavernario entre las dos cejas.

 

Cada una de estas dos glandulitas tiene su aura vital y cuando las dos auras se mezclan, se desarrolla el sentido espacial y vemos el ultra de todas las cosas.

 

La vocal “E” hace vibrar la glándula tiroides que secreta el yodo biológico. Esta glándula se encuentra en la garganta y en ella reside el chacra del oído mágico.

 

La vocal “O” hace vibrar el chacra del corazón, centro de la intuición, y toda clase de poderes para salir en astral, estado jinas, etc.

 

La vocal “U” hace vibrar el plexo solar, situado en la región del ombligo. Este plexo solar es el centro telepático y el cerebro emocional.

 

La vocal “A” hace vibrar las chacras pulmonares que nos permiten recordar nuestras pasadas vidas.

 

La vocal “M”, tenida profanamente por consonante, se vocaliza con los labios cerrados, sin abrir la boca, el sonido que sale entonces por la nariz es la “M”. La vocal “M” hace vibrar el ens seminis, las aguas de la vida, el mercurio de la filosofía secreta.

 

La vocal “S” es un silbo dulce y apacible que hace vibrar el fuego dentro de nosotros.

 

Sentados en un cómodo sillón hay que vocalizar I. E. O. U. A. M. S., llevando el sonido de cada una de estas siete vocales desde la cabeza hasta los pies.

 

Es necesario inhalar, exhalando luego el aire junto con el sonido vocal bien prolongado, hasta agotar la exhalación.

 

Esta práctica hay que hacerla diariamente para desarrollar los internos poderes mágicos (Astrología Hermética).

 

PRÁCTICA

Nuestro cuerpo es todo un arpa musical donde deben resonar incesantemente las siete vocales de la Naturaleza. Así pues, durante Piscis es necesario vocalizar el sonido de las siete vocales así: iiiii eeee oooo uuuu aaaa mmmm ssss. Se debe llevar el sonido de cada una de estas siete vocales de la cabeza hasta los pies. Dice el Maestro “Huiracocha”, que una hora de vocalización diaria vale más que leer un millón de libros de teosofía oriental (Curso Zodiacal).

Acuario

El signo de Acuario gobierna las pantorrillas. Los brasileños llaman a las pantorrillas “ventre das pernas”, (vientre de las piernas), y no se equivocan, porque ciertamente las pantorrillas son un vientre magnético maravilloso.

 

Las fuerzas que suben de la tierra, después de pasar por el cedazo de los pies, llegan a las pantorrillas en su camino ascendente y allí se encuentran con las fuerzas que descienden de arriba, del cielo, de Urano.

 

Las fuerzas que suben y las que bajan, en su encuentro magnetizan en forma intensa a las pantorrillas; por eso éstas realmente se encuentran cargadas de erotismo. Ahora nos explicaremos por qué los animales intelectuales se sienten tan atraídos por las pantorrillas bien formadas de las mujeres.

 

Durante el signo de Acuario los discípulos y discípulas deben hacer pases magnéticos con sus dos manos sobre sus pantorrillas desde abajo hacia arriba, con el propósito de magnetizar poderosamente las pantorrillas, con el vivo anhelo de cargarse con las fuerzas extraordinarias de la Constelación de Acuario.

 

Estos pases magnéticos deben combinarse con la siguiente oración: “Fuerza pasa, fuerza pasa, fuerza pasa, penetra en mi organismo, asciende a unirte con tu hermana, la corriente que viene de arriba, del cielo, de Urano” (Astrología Hermética).

 

PRÁCTICA

El discípulo sobándose las pantorrillas de abajo hacia arriba, orará así: “¡Fuerza, pasa!, ¡Fuerza, pasa!, penetra en mi organismo; corriente que viene de abajo, asciende a uniros con tu hermana la corriente que viene de arriba, del cielo, de Urania”.

 

Luego el discípulo se entregará a la meditación interna, rogando a su Íntimo que se adentre en los Templos siderales de Acuario para que os traiga a los genios de esa constelación a fin de lograr la iluminación (Curso Zodiacal).

  •   C. Michoacán 34 Esq. Callejón Magdalena (A una cuadra de la ave. Olivares)
    Col. Olivares
  •   Cel. 6622-210306

Facebook